Inicio » CONSEJOS PARA SOBREVIVIR AL VERANO SIN GANAR PESO

CONSEJOS PARA SOBREVIVIR AL VERANO SIN GANAR PESO

CONSEJOS PARA SOBREVIVIR AL VERANO SIN GANAR PESO

Al fin llegó la estación del año que tanto esperamos, disfrutar del tiempo libre, vacaciones, viajes, comidas con amigos y familiares, cervecitas en las terrazas… situaciones que hacen que la báscula no sea nuestra mejor aliada en esta época.

Es normal que algunas personas ganen unos kilos de más en el verano, ya que cambiamos nuestra rutina diaria, dejamos de comer alimentos sanos, optando por otros más calóricos, además de disminuir el ejercicio para disfrutar del relax y del descanso.

Por eso aquí te dejamos unos consejos para poder disfrutar del verano sin perder esa figura que tanto ha costado mantener el resto del año.

  1. Modérate, ante todo

El verano es una de las estaciones del año más difíciles para mantener los hábitos saludables que tenemos durante el resto del año. No hay que renunciar a la vida social propia de estos meses, playa, terrazas, almuerzos, cenas… sino hacerlo sin excesos, se puede disfrutar de la comida o del picoteo, pero en porciones pequeñas.

  1. Alimentación equilibrada

Es importante intentar mantener la rutina de las comidas, comer cada 3-4 horas, respetando las 5 comidas diarias.

Evitar azúcares refinados y grasas saturadas presentes en “comida basura”, salsas y alimentos precocinados.

Ingiere frutas frescas, que hay una gran variedad y están todas riquísimas.

Si en alguna ocasión te excedes, ¡no pasa nada! Las próximas comidas compensa comiendo ligero.

  1. Ejercítate

Mantenerse activo físicamente disminuirá las probabilidades de engordar.

Practicar algún deporte al aire libre  o realizar actividades que no requieren mucho esfuerzo como subir escaleras, nadar en la playa o en la piscina, hacer senderismo, caminar media hora varias veces a la semana, ayudarán a ejercitarte y mantener el peso a raya.

  1. ¡Hidrátate!

Durante el verano es normal retener más líquidos, fundamentalmente por el calor. Por eso es importante hidratarse adecuadamente, bebiendo entre 1,5-2 litros de agua a diario.

Si en alguna ocasión optas por otras bebidas (bebidas refrescantes o zumos) es imprescindible que estén libres de azúcares refinados y edulcorantes artificiales, que sólo se quedan en nuestro abdomen perjudican nuestra salud, puedes hacer limonadas caseras, endulzando con azúcar de coco o zumos naturales.

También intenta evitar bebidas alcohólicas, mejor optar por cerveza sin alcohol.

Siguiendo estos consejos, seguro que cuando llegue septiembre y te subas a la pesa no te llevas una desagradable sorpresa.

 

Cuida tu cuerpo, es el único lugar que tienes para vivir.

Sígueme en Feedly